El antiguo Canódrom de Meridiana se convierte en el Parque de Investigación Creativa, un espacio de innovación y emprendeduría cultural para el talento y las industrias creativas y culturales. Un espacio al servicio de los emprendedores culturales, que tiene como objetivo convertir ideas creativas en ámbitos como las artes, la tecnología y la ciencia, en nuevos servicios y productos que lleguen al mercado.

El Canódrom quiere convertirse en un vivero del talento creativo de las industrias artísticas y culturales, aglutinando ideas y conceptos en una plataforma de proyección del conocimiento, para la posterior validación y lanzamiento al mercado.

El Parque de Investigación Creativa conecta el talento creativo, la empresa, los inversores y las diversas fuentes de financiación.

El Canódrom es un espacio para el prototipaje y la experimentación en todo aquello que combina ciencia, tecnología y arte.

El modelo del Parque de Investigación Creativa – Canódrom se integra en las redes europeas que aglutinan iniciativas similares. Destacan la ECBN (European Creative Business Network), el grupo de Creative Industries de la red Eurocities y la European Creative Hubs Forum, con las cuales ya se han iniciado contactos institucionales.